Luis Susanibar Napuri - Doctoralia.pe

Cirugía de cáncer versus cirugía de hiperplasia. ¿Cuál es la diferencia?


Cirugía de cáncer versus cirugía de hiperplasia. ¿Cuál es la diferencia?

Cirugía de cáncer versus cirugía de hiperplasia. ¿Cuál es la diferencia?

La Prostata es una glándula masculina de pequeñas dimensiones localizada inmediatamente debajo de la vejiga y que es atravesada en sentido cefalocaudal por la uretra; de ahí se explica que cualquier alteración en su anatomía o funcionamiento produzca síntomas urinarios bajos conocidos por ustedes.

Esta glándula es asiento de diversas enfermedades siendo las tres principales la prostatitis, el crecimiento benigno conocido como hiperplasia y el cáncer; cada una con características especiales, maneras de diagnóstico distintos, y tratamientos orientados hacia su origen.

Prostatititis, hiperplasia y cáncer: tener una de estas tres enfermedades no predispone a tener cualquiera de las otras dos; sin embargo pueden coexistir.

Dr. Luis Susaníbar

Existe mucha confusión al respecto de cómo se realiza la cirugía en la hiperplasia y en el cáncer, es común que el público confunda ambos procedimientos en cuanto a tratamiento, seguridad, eficacia, y consecuencias de los mismos; de ahí la relevancia del presente artículo.

Haciendo un recordaris anatómico, la glándula prostática se encuentra debajo de la vejiga, por delante del recto, en la parte superior está relacionada íntimamente con el cuello vesical y en la parte inferior con la uretra. Es atravesada en sentido cefalocaudal por la uretra en relación a esta glándula se denomina uretra prostática. Es asiento de las vesículas seminales, y en su lumen desembocan los conductos eyaculadores. Está relacionada íntimamente con los músculos del piso pélvico que la abrazan en su ápex.

Es una glándula que tiene más de 32 regiones, sin embargo las mismas se facilitan para el abordaje quirúrgico considerándose el lóbulo derecho, el lóbulo izquierdo y el lóbulo medio; para caso de la biopsia se divide la glándula en sextantes base derecha e izquierda, parte medial derecha izquierda, y finalmente ápex derecho izquierdo. En muchas ocasiones para efectos quirúrgicos se considera formada por una cápsula que la cubre y rodea, y la zona central denominada porción adenomatosa.

En qué consiste cada tipo de cirugía.

En el caso del tratamiento de crecimiento benigno de la próstata o hiperplasia, el objetivo quirúrgico es el retiro del adenoma, de la porción central de la glándula como vemos en el dibujo. Permaneciendo la cápsula en su interior. Las vesículas seminales y órganos anexos o circundantes no son comprometidos en la cirugía.

En el caso del cáncer de próstata el objetivo de la cirugía es el retiro de la glándula en su totalidad, “de raíz”, de ahí su nombre: cirugía radical de próstata. Adicional al retiro de la próstata tanto su cápsula como su zona central, también se retiran las vesículas seminales, el cuello vesical, y la proximidad de la uretra. Esta cirugía al ser compleja puede incidir y lesionar los nervios circundantes a la próstata, cuya consecuencia es la disfunción eréctil. Adicionalmente durante el retiro de la glándula pueden lesionar si las fibras musculares que producen la continencia en el varón, lo que se manifiesta como pérdida de orina involuntaria en algunas ocasiones posteriores a la cirugía.

Diferencias en el rendimiento sexual del varón operado de hiperplasia y de cáncer.

Un aspecto esencial para la vida de una persona es su desempeño sexual, sea varón o mujer, y la cirugía prostática puede afectarlo de manera importante.

En el caso de la cirugía de crecimiento benigno en ocasiones puede afectar si la emisión de semen en un fenómeno denominado eyaculación retrograda. El varón tiene orgasmos normales pero el contenido seminal es dirigido hacia el interior de la vejiga al carecer del tejido prostático necesario para que se favorezca su expulsión hacia el exterior. La erección y el deseo sexual no son afectados.

En el caso de la cirugía de cáncer de próstata también es afectada la eyaculación. Un porcentaje importante de pacientes va a tener problemas de disfunción eréctil y de disminución del deseo sexual, los cuales deben ser tratados adecuadamente; esto debido a la complejidad del acto quirúrgico el cual puede comprometer los nervios que producen la erección.

Cómo corolario queremos dejar dos observaciones:

  • La diferencia entre la cirugía de crecimiento benigno y cáncer estriba en que en el primero se retira solamente el tumor interno, y en el segundo se retira la próstata en su totalidad con los órganos vecinos adyacentes.
  • Desde el punto de vista sexual la cirugía por hiperplasia benigna tan sólo produce alteraciones en la eyaculación, en el caso de la cirugía de cáncer adicionalmente se pueden ver afectadas tanto la erección como el deseo sexual.

Actualmente contamos con un método de tratamiento de hiperplasia benigna prostática que permite que mantengas la eyaculación, dirección y potencia sexual.





Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  (+51)989662887
Av. Brasil 935. J. María. 
www.urologiaperuana.com

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Manchas blancas en el pene

Historias de la vida real: heridas en el pene

Frenuloplastía: la operación del frenillo peniano