La medida de la "velocidad" de la orina

Una uroflujometría, también llamada flujometría urinaria, sirve para evaluar la velocidad y el volumen de la micción. Este análisis le permite al médico identificar la causa del problema si usted sufre de micción lenta o tiene dificultad para orinar.


Conociendo la uroflujometría
Se recomienda una uroflujometría si el paciente manifiesta síntomas de micción lenta o dificultad para orinar. Este análisis también puede usarse para evaluar el funcionamiento de las vías urinarias.

Mediante la medición del flujo de orina, considerando el fujo medio, promedio, al 90% y máximo;  el análisis permite calcular la gravedad de cualquier obstrucción e identificar otros problemas urinarios, como un debilitamiento de la vejiga o un agrandamiento de la próstata.


La uroflujometría se realiza a partir de la recolección de una muestra de orina,, y lo ideal es no orinar durante varias horas antes de la consulta y beber mucho líquido para asegurarse de que la cantidad de orina será suficiente para el análisis, es importante saber que no es necesario estar a la máxima capacidad de la vejiga para realizar la prueba, ya que ello uede alterar los resultados; usted debe miccionar como usualmente lo hace.

A diferencia de los análisis de orina tradicionales, en los cuales debe orinar en un recipiente, para una uroflujometría deberá orinar en un dispositivo con forma de embudo o en un inodoro especial. Es importante no apoyar el papel higiénico en el inodoro ni en el dispositivo ni arrojarlo en su interior.

Lo más aconsejable es que orine como normalmente lo haría, sin intentar controlar la velocidad ni el flujo de orina de ninguna manera. El embudo o el inodoro especial están conectados a un uroflujómetro electrónico que mide la velocidad y el volumen de la micción. No orine hasta que el aparato esté encendido.

Cuando termine de orinar, el aparato le informará los resultados y el médico los analizará con usted.

INTERPRETANDO LOS RESULTADOS
Un flujo normal de orina oscila entre 10 y 21 mililitros por segundo, según la edad y el sexo del paciente. En las mujeres, la fluctuación según la edad suele ser menor, con un promedio de alrededor de entre 15 y 18 mililitros por segundo.

Una DISMINUCION del flujo de orina puede indicar la presencia de las siguientes afecciones:
obstrucciones en la uretra debilitamiento de los músculos de la vejiga

Por su parte, un AUMENTO del flujo de orina puede indicar un debilitamiento de los músculos que controlan el flujo de orina. Un aumento de la micción también puede ser un signo de incontinencia urinaria.

Después de la uroflujometría, el urólogo tendrá en cuenta la situación particular y los síntomas del paciente para elaborar un plan de tratamiento. Dos personas con un mismo resultado podrían recibir tratamientos muy diferentes según sus necesidades particulares.


El urólogo es la persona más capacitada para analizar los resultados de la uroflujometría y puede ayudarlo a determinar si es necesario recibir tratamiento y cuáles son las opciones disponibles.


Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata