Ecoflujometría: mejorando el diagnóstico de la próstata

La ecografía permite valorar las características anatómicas de la próstata y la vejiga, y la flujometría el comportamiento de la vejiga en el momento de la micción. La combinación de ambos exámenes permite en la actualidad un mejor conocimiento de la enfermedad prostática. Líneas abajo se lo explicamos.

La flujometría asociada a la ecografía en la evaluación del crecimiento prostático.
Cuando me encontraba escribiendo sobre la ecografía prostática, un post que en breve publicaré, me topé entre los artículos que a la sazón tenía, uno de Ricardo García Navas, que resumía en pocas palabras cómo la flujometría y la ecografía prostática juntas, nos pueden ayudar en el diagnóstico.

Copio ad pie litera parte de este interesantísimo artículo y les dejo el enlace al final.

La asociación del estudio ecográfico con la flujometría permite conocer con bastante precisión la situación morfológica y funcional de la próstata. Aunque la relación entre los síntomas urinarios y el flujo miccional es inconstante el conocimiento de este último representa una información adicional valiosa en el síndrome de prostatismo.
En la evaluación clínica con ecografía y flujometría podemos encontrar varias situaciones:

  1. Hipertrofia prostática con pared vesical normal, flujo bueno o aceptable y sin residuo postmiccional. Aunque no puede descartarse un problema obstructivo incipiente compensado por un aumento de la presión vesical, el tratamiento médico sólo será necesario si la sintomatología es importante, pudiendo orientar el tamaño prostático hacia la utilización de inhibidores de la 5-alfa reductasa (posibles mejores resultados en volúmenes superiores a 50 cc), alfabloqueantes u otros.
  2. Hipertrofia prostática con flujo bajo (menor a 10 ml/s)
  3. Hipertrofia prostática con flujo bajo, residuo significativo (mayor a 80 cc) y pared vesical normal o engrosada. Es característico de una obstrucción descompensada. Muchos de estos pacientes precisarán tratamiento quirúrgico o instrumental en algún momento de su evolución. El tratamiento médico puede mejorar su calidad de vida al aliviar la obstrucción preservando la función vesical.
  4. Hipertrofia prostática con distensión vesical y/o uretral, divertículos vesicales, engrosamiento parietal, residuo elevado y flujo bajo. Aún en ausencia de sintomatología significativa existe una indicación clara de tratamiento quirúrgico o instrumental. La determinación del volumen prostático puede ser de utilidad si se dispone de diferentes opciones. Esta misma situación puede aparecer con flujos aceptables e incluso altos debido a una obstrucción crónica con altas presiones que pueden conducir al deterioro de la función renal. En muchos de estos pacientes la obstrucción es más propiamente cervical que por la HPB.

En general podemos considerar que cuando la ecografía ponga de manifiesto complicaciones obstructivas significativas se precisará en muchas ocasiones una actitud quirúrgica o instrumental alternativa, siendo la flujometría un valioso complemento en la valoración inicial y el seguimiento.

Usted puede realizar una Ecoflujometría en Urología Peruana con el Dr. Luis Susanibar


Enlace al artículo completo: http://scielo.isciii.es/pdf/urol/v59n4/original4.pdf


Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata