Microlitiasis Renal

La microlitiasis renal es en nuestro medio el diagnóstico de "cálculos renales" ecográfico más frecuente. En la literatura médica no existe a la fecha ningún capítulo que explique el origen, procedencia y significado diagnóstico de esta "patología" lo que lleva a errores de interpretación diagnóstica y terapéutica. Al ser tan frecuente, amerita que hagamos un stop en nuestra labores y le dediquemos unos minutos.
La microlitiasis renal no existe...!
No existe hasta la fecha algún texto urológico radiológico o ecográfico que defina con exactitud el término microlitiasis renal, sin embargo plantearemos algunas de las características de estas microlitiasis para su final definición.
Características de la microlitiasis renal

  • Tamaño: Cálculos menores a 3 millimetros
  • Localización: cortical, medular o calicial
  • Diagnosticados sólo por ecografía
  • No ofrecen sombra acústica en la ecografía
  • No visibles en la radiografía simple
  • No visibles en la Urografía Tomográfica
  • No visibles en la urografía excretora
  • No tienen correlación anatomopatológica
  • No tienen relevancia clínica, es decir no presentan cuadro clínico
  • Pueden ser las imágenes de cálculos futuros (matriz del cálculo)
Características de los cálculos en la ecografía.
La mayoría de los informes que indican microlitiasis renal, son hechos mediante ecopgrafía renal, por lo que debemos conocer un poco más sobre las características ecográficas de los cálculos renales.
Las calcificaciones se identifican en la ecografía como imágenes altamente ecogénicas. Por ser altamente reflectantes del sonido producen una zona hipo/anecoica posterior, denominada “sombra acústica”. En ocasiones puede ser difícil de ver, más cuanto menor es el tamaño de la calcificación, por lo que es muy importante configurar los distintos programas del ecógrafo, ajustar la ganancia, utilizar las frecuencias más altas posibles y combinar los distintos programas de frecuencia fundamental, armónicos, precisión, etc.
Mediante la ecografía no es posible caracterizar la etiología u origen de las litiasis, pero podemos de terminar su localización en el riñón. Podemos hablar de calcificaciones en la cortical, la médula y el seno renal.
Por definición la litiasis renal (o cálculo renal) debe presentarse como una imagen ecogénica visible, y esto sólo suceded cuando tiene más de 5 mm, con una sombra acústica por absorción posterior de la onda ultrasonográfica, que puede o no estar acompañada de hidronefrosis, según el sitio de la obstrucción. Los cálculos no radiopacos son visibles al ultrasonido por su alta densidad

¿Que enfermedades podrían producir las imágenes microlitiasis renal en al ecografía?

Nefrocalcinosis
La nefrocalcinosis es una enfermedad en la cual el tejido renal se llena de cálculos muy pequeños. Los cálculos se van a visualizar en el parénquima renal (en la zona que produce la orina) y son el resultado de dos tipos de lesión, corroboradas sólo en las autopsias.

  1. Distróficas: las secundarias al depósito de calcio sobre un tejido dañado, como el isquémico (cicatriz),tumores, abscesos o hematomas, donde el producto de la degradación celular sirve como núcleo de calcificación
  2. Metastásicas: las que se producen en estados de hipercalcemia, como los secundarios a hiperparatiroidismo, acidosis tubular renal o insuficiencia renal; el 95% afectan a la médula renal y el resto a la cortical
Litiasis renal
Los precursores de los cálculos (sustancia matriz) y los cálculos menores a 5 mm. pueden dar imágenes hiperdensas en la ecografía, pero al no tener estas la sonmbra acústica requerida, no pueden ser catalogados como cálculos. La microlitiasis renal mayormente se evidenciará en los cálices renales, lugares donde se reune la orina antes de su paso al uréter.

Imágenes vasculares
El depósito de cálcio en los vasos sanguíneos también puede dar imágenes de microlitiasis.

La opinión del especialista Dr. Luis Susaníbar Pérez
Como hemos visto, las características de este tipo de "cálculos" son muchas y muy inespecíficas.
La ecografía es un método de diagnóstico por imágenes que tiene una resolución conocida,  y en la ecografía habitual sólo son visibles las lesiones cuando son mayores de 5 milímetros, por ello no deben hacerse diagnósticos microscópicos con este método, recomendándose no realizar el diagnóstico de microlitiasis renal o biliar, debido a que causa iatrogenia, por que el paciente queda sugestionado con la idea de ser portador de una enfermedad que no existe comprobatoriamente.
En el caso de la ecografía renal, debe hacerse el examen seriado cada 4 a 6 meses, el caso dudoso en el examen basal será fácilmente diagnosticado si los cálculos aumentan progresivamente de tamaño e ingresan en el límite de la resolución del equipo y llegan a medir mas de 5 milímetros.
Está demostrado que la Tomografía es en la actualidad un examen de gran sensibiidad para el diagnóstico de cálculos, inclusomenores a 5 milímetros, sin embargo ante la ausencia de cuadro clínico y la falta de evidencia en litiasis menores a 5 mm., la mayoría de compañías aseguradoras no aceptan este examen con el fin de "solo comprobar" la presencia de cálculos muy pequeños, no tratados de manera rutinaria.
Finalmente el término microlitiasis renal no debe utilizarse, debiendo en su lugar describirse los hallazgos: imágenes hiperecoicas múltiples menores a 5 mm. de diámetro, que no proyectan sombra acústica, que deben ser confirmadas con exámenes auxiliares y ameritan correlación con el cuadro clínico de fondo.

Referencias
http://www.euroeco.org/vol2_num2_junio2011/pdf/68_71.pdf
Dr. Luis Susaníbar
Urología Peruana
Av. Brasil 935-B. Jesús María.
Línea Urológica: (511) 332-4009
www.urologiaperuana.com


Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata