Cuando el ardor al orinar no mejora

Uno de los síntomas que más aquejan a los pacientes de ambos sexos es el ardor para orinar, conocido médicamente como uretritis, y esta entidad supone un diagnóstico y manejo sencillos; sin embargo es frecuente que nos consulten al respecto de este molesto síntoma, a pesar de haber ya tenido una o varias visitas a nuestros colegas. Conozca un poco más sobre esta enfermedad.
La Uretritis: una enfermedad de diagnostico fácil?
La uretritis es la inflamación de la uretra, siendo que el lugar por donde orinamos puede ser víctima de infecciones o traumatismos que se manifestarán de diferentes maneras, siendo las más frecuentes:
  1. Ardor, el cual puede sentirse en toda la uretra o en la punta del pene, aumenta con la ingesta de alcohol, y empeora al despertar; no está asociado al aumento de la frecuencia miccional o urgencia
  2. Escozor o picazón, la cual sucede entre las micciones
  3. Dolor testicular, lo que hace sospechar el compromiso del testículo y más frecuentemente del epidídimo
  4. Ardor que aumenta con las menstruaciones, un síntoma muy "clásico"
  5. Secreciones tanto las transparentes como las de color leche, marrones o cafés, algunas de estas asociadas a mal olor
  6. Ausencia de síntomas generales como fiebre, escalofríos, náuseas y vómitos. La uretritis rara vez los produce
La Uretritis, es la mayoría de las veces consecuencia de una Infección de Transmisión Sexual (ITS ó ETS), por lo que a mi modo de ver debe siempre considerarse como tal, a no ser que exista un antecedente de traumatismo peniano en los días previos al cuadro clínico.

Existen dos grupos de agentes causales de uretritis y le dan su nombre a los mismos:
la uetritis Gonocócica (cuyo agente causal es el gonococo, la Nisseria gonorrea causal de la temida gonorrea) y la uretritis No Gonocócica 8causada por múltiples microorganismos, encabezados por nuestra famosa Chamydia trachomatis).

La importancia del examen médico
Cuando estemos frente a un paciente con uretritis, debemos examinar todo el aparato urogenital, ya que una ETS (en este caso la uretritis) puede venir acompañada de otra ETS, y además las uretritis pueden dar síntomas en zonas alejadas de la uretra. El examen depende de si se trata de varón o fémina, y en manos bien entrenadas puede durar sólo unos minutos.

En el caso de los varones debemos considerar:
  • Evaluar la ropa interior en búsqueda de secreciones sospechosas
  • Pene, tratando de ubicar lesiones sospechosas de ETS, en el caso de no circunsidados retraer el prepucio para mejor inspección
  • Uretra, examinándola en toda su extensión desde la base (bajo los testes) con el fin de detectar zonas de inflamación, irregularidades y cuerpos extraños, así como el examen minucioso del meato uretral (el orificio por donde orinamos).
  • Testes y epidídimos, estudiando su textura, irregularidades, dolorabilidad, no olvidando de evaluar los cordones espermáticos en busca de funiculitis
  • Zona inguinal, localizando adenomegalias
  • Próstata, con el objetivo de diagnosticar prostatitis e hiperplasia
  • Ano, en busca de lesiones sospechosas perianales
En el caso de las damas, consideremos:
  • La piel, en búsqueda de signos de ETS
  • Examen colposcópico
  • Examen bimanual
  • Examen de la uretra
 Si consideramos todos los aspectos antes mencionados, podremos evaluar concienzudamente a todo paciente con uretritis, no debemos olvidar que esta enfermedad es ocasionada por microorganismos como el gonococo o la clamidia, pero también por especies de micoplasmas, tricomonas, y otros más.

En un próximo artículo comentaremos sobre la sintomatología de esta enfermedad

Dr. Luis Susaníbar
Urología - Medicina Sexual
Línea Urológica: (01) 332-4009
www.urologiperuana.com

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata