Enfermedad de La Peyronie: parte 4

La enfermedad de La Peyronie se caracteriza por una curvatura anómala en el pene en estado de erección, la cual lo deforma y produce dolor, imposibilitando la penetración en algunos casos.
El tratamiento depende de la fase evolutiva en la que se encuentra la enfermedad pudiendo ser beneficiarios de tratamiento médico aquellos pacientes en fase activa de la enfermedad, en la cual la incurvación aún no se estabiliza.
Una vez establecida la curvatura del pene y en aquellos casos con deformidad severa debe valorarse el tratamiento quirúrgico definitivo. Aún así, existen tratamientos alternativos que pueden tener un rol en el tratamiento individualizado del paciente. 




Tratamiento Quirúrgico
Existen varias técnicas quirúrgicas para el tratamiento de la Incurvación Peneana por Enfermedade de La Peyronie. A continucación describimos algunas de ellas. 

Algoritmo para el tratamiento de la Enfermedad de La Peyronie crónica



Procedimiento de Nesbit
El pene se diseca a través de una incisión circumglandular y se induce una erección artificial mediante inyección de solución salina intracavernosa o inyección intracavernosa con fármaco vaso activo. En el lado opuesto a la maxima deformidad, se escinde una elipse (una anchura de 1 mm se toma por cada 10 ° de curvatura del pene) y luego se sutura.
Las tasas de éxito son de 88-94%.
Un efecto secundario de la cirugía es el acortamiento del pene en 2 a 3 cm. 


 
Plicatura del pene
Esto implica la colocación de suturas permanentes suaves en filas paralelas a lo largo del lado convexo del cuerpo del pene. Secundario a la cirugía existe un acortamiento de 0,4 a 1,5 cm en 40% de los pacientes. Además se reporta dolor en la zona de la sutura hasta en un 12 % de los pacientes. 



Incisión de la placa e injerto
Esto implica la incisión de la placa de inserción con parche venoso para alargar el lado afectado y minimizar el acortamiento del pene. Otros injertos incluyen injertos no autólogos de la dermis, submucosa intestinal porcina (SIS) o pericardio, o autoinjertos de dermis o fascia recto abdominal.
Las tasas de éxito son 75-96%.
Los efectos adversos incluyen la disfunción eréctil en 5-12% de los pacientes.


EP y Disfunción eréctil
Cuando la deformidad es significativa y se asocia con disfunción eréctil resistente a manejo convencional, se debe valorar el tratamiento mediante una prótesis de pene que puede corregir ambos problemas. La tasa de satisfacción es alta. 




Dr. Fernando Susaníbar
Urología y Medicina Sexual
 
¿INTERESADO EN LA CIRUGIA DEL PENE?                                                       
MADRID UROLOGIA
www.madridurologia.com 
Escribanos y le pondremos en contacto con un especialista. 
móvil: 630166403
Atendemos todas las sociedades médicas y privados. 



Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata