Cuando se eleva el antígeno prostático.

Antes del desarrollo de la prueba del Antígeno Prostático Específico (PSA) en los años 80, el único marcador específico para el Cáncer de Próstata (CaP) era la Fosfatasa Ácida. Sin embargo, su utilidad clínica era limitada pues permitía la detección de pacientes con metástasis óseas teniendo poca sensibilidad para la enfermedad precoz e incluso era normal en más de un 20 % de pacientes con metástasis ósea confirmada. De esta manera, previo a la era del PSA, los pacientes que se diagnosticaban de CaP se presentaban con tumores avanzados y muchas veces incurables.

El Antígeno Prostático Específico se determina mediante una muestra de sangre simple.
Conociendo al Antígeno Prostático
En nuestros días, el PSA ha supuesto un cambio radical en el tipo de pacientes diagnosticados con CaP, siendo en su mayoría pacientes en estadíos precoces de enfermedad y con opciones de tratamiento curativo.

Sin embargo, la disminución en la mortalidad específica por CaP se asocia a un alto riesgo de diagnóstico de enfermedad insignificante (que nunca dará clínica) y de complicaciones relacionadas al tratamiento por lo cual actualmente su uso indiscriminado en la población general esta cuestionado.

ANTIGENO PROSTATICO ESPECIFICO (PSA), es una enzima glicoproteica de 34 kD producida por el acino columnar y las células ductales del epitelio prostático. Es una serina proteasa familia de la calicreína humana y su función es licuar el eyaculado para permitir fertilización.

La cantidad de PSA excretada a la sangre se incrementa en presencia de CaP en comparación con una patología benigna de la próstata. Sin embargo, la concentración del PSA en células de la glándula prostática individuales es mayor en la hiperplasia benigna que en CaP. Por otra parte, el PSA también se ha encontrado en niveles mucho más bajos en otros tejidos u órganos (glándulas parauretrales, mama, tiroides, placenta, etc.), principalmente en su forma molecular libre. No obstante, la concentración de PSA en tejidos no prostáticos es extremadamente baja para ser detectable por medio de ensayos bioquímicos de rutina. Por lo tanto, en todos los propósitos prácticos, el PSA se considera generalmente como un marcador específico del órgano y no una enfermedad específica, ya que varias condiciones fisiológicas y patológicas puede causar un aumentos en su nivel.


Causas que motivan la elevación del PSA
  • La Eyaculación
  • La manipulación urológica (tacto rectal, cateterismo / poca elevación) o procedimientos endourológicas (especialmente la resección transuretral de la próstata, cistoscopia / mayor elevación)
  • Condiciones patológicas: retención urinaria aguda, infecciones del tracto urinario, la prostatitis aguda o crónica, infarto prostático.
  • Montar bicicleta o caballo grandes distancias (un dato controversial y no aceptado universalmente)
Debido a que pueden haber otras causas para la elevación de PSA, los expertos de la Asociación Europea de Urología (EAU) recomienda que el primer PSA elevado no debe dar lugar a una biopsia inmediata y se aconseja repetir la prueba unas semanas después (cuatro o seis) y de preferencia en el mismo laboratorio y con el mismo kit analítico.


Tomado de Madrid Urología


Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 989662887
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata