Ectasia renal

Un tema de frecuente consulta en nuestro consultorio urológico es la ectasia renal. Muchos adultos y niños acuden con sendas ecografías indicando este diagnóstico; siendo motivo de gran preocupación por parte de los padres y familiares
Felizmente, la mayoría de las veces la ectasia renal no supone una enfermedad y no trae consigo consecuencias. Sin embargo debido a los abundantes correos que nos llegan a la sazón, nos ocupamos de este interesante tema.
 En la ecografía se aprecia una leve dilatación de la pélvis renal. La paciente de 8 años no mostraba signos de fiebre, ni tenía infecciones de orina. La conducta fué observacional, no necesitando mayor estudio.
Ectasia renal
El término ectasia proviene del griego ektasis, que significa dilatación, la dilatación de un órgano hueco o de un vaso. En nuestro caso sería la dilatación de las cavidades del riñón, pudiendo ser de la pélvis renal o de los calices renales. Para entender mejor esto debemos recurrir al recuerdo de la anatomía renal.

La dilatación de la vía urinaria es una anomalía morfológica, cuyo diagnóstico es ecográfico. En el sentido estricto de la palabra, no supone una enfermedad o patología, sino simplemente una alteración de la forma de las cavidades del riñón; sin embargo, la ectasia puede ser el inicio de un proceso obstructivo o de la presencia de enfermedad de reflujo vesico ureteral, lo que supone la evaluación por el especialista, que es el Urólogo.

La mayoría de las ocasiones en las cuales recibimos ecografías indicando ectasia renal, emitimos el diagnóstico final de ectasia piélica simple, la cual supone una dilatación leve o moderada de la pélvis renal, que no está asociada a otras anomalías morfológicas de las vías urinarias. Se desconoce la etiología (lo que la ocasiona) y menos aún el pronóstico de la misma.
Nosotros personalmente preferimos utilizar el término de dilatación seguido de la parte de la vía urinaria comprometida, adicionando a ello la factibilidad de una obstrucción.
Si la dilatación de la pélvis es mayor a 20 milímetros, se le cataloga como hidronefrosis, y supone otro tipo de manejo.

Ectasia en recién nacidos
La ectasia simple es preocupante en neonatos, y su manejo depende de las dimensiones de la misma.
Si es una dilatación menor a 10 milímetros, se recomienda vigilancia; en cambio si la dilatación es entre 10 y 20 milímetros, amerita tratamiento antibiótico profiláctico seguido de la evaluación por el urólogo.

Ectasia en la infancia y en la adultez
La dilatación de la pélvis renal en la infancia y en la adultez debe ser adecuadamente evaluada. Se debe descartar la presencia de infección urinaria, además de cálculos y otras alteraciones morfologicas. Debe siempre descartarse la presencia de fiebre.
De ser negativas todas las pruebas, la conducta es observacional. Sin embargo de detectarse otras anomalías asociadas, debemos centrarnos en aquellas para ampliar exámenes y realizar el adecuado diagnóstico definitivo.

En todos los casos, el control ecográfico es primordial, debiéndose poner especial interés en las dimensiones del riñón. Un examen de orina acompañado de un urocultivo son útiles también.

Si Usted posee ectasia renal, y esta no esta asociada a fiebre, infecciones de orina recurrentes o a cálculos; No debe preocuparse. 
Le recomendamos que nos visite y disipe sus dudas.


Dr. Luis Susaníbar Napurí

Publicamos todos los días...!