Dr. Luis Susanibar

Clínica de Urología. Tel: (01) 332-4009. Dos generaciones de Urólogos con Certificación Internacional. Especialistas en Diagnóstico y Tratamiento.
Próstata. Cálculos. ETS. Disfunción sexual. Cáncer Urológico. Andrología.
Tratamiento quirúrgico de vanguardia y sin cicatrices.
Láser, litotripsia, Endourología, Vídeo laparoscopia. Medicina Sexual. Urología Clínica. Psicoterapia sexual.

Universidad Peruana Cayetano Heredia.
Brasil. Chile. España. México. Perú. USA.
English spoken. Falamos portugués
Visite nuestra página principal: www.urologiaperuana.com

☎: 332-4009 / 783-4200

Atendemos de 9:00 am a 8:30 pm
Más de 300 temas de SU INTERES en la barra de la derecha. Búsquelo y si no lo encuentra pregúntenos llenando el formulario de la derecha
Escríbanos desde Facebook: https://www.facebook.com/urologia.peruana

Fimosis: ¿son útiles los ejercicios de estiramiento?

Cuando el prepucio no puede ser retraído completamente por detrás del glande, o la retracción es difícil, se habla de fimosis.
En la mayoría de textos se la define como la presencia de cualquier grado de estrechez prepucial que impida el flujo normal de la orina, produciendo abombamiento del prepucio al orinar, o como la falta de retracción del prepucio después de los tres años de edad.
No todo exceso de prepucio es fimosis. Según Kikiros y colaboradores, clasifican el exceso de prepucio de la siguiente manera:
  1. No retraible o meato puntiforme.
  2. Algún grado de retracción con una brecha entre el prepucio y el glande. Retracción suficiente para visualizar el meato.
  3. Retracción parcial con exposición parcial del glande.
  4. Retracción total con estrechez.
  5. Retracción total sin estrechez.
La fimosis es una situación normal en el recién nacido, denominada fimosis fisiológica, menos de un 5% de los recién nacidos tienen un prepucio totalmente retraible; fisiológica es sinónimo de temporal, pasajera.
Hasta los 6 meses de edad el prepucio no puede ser retraído en un 80% de los niños y en un 10% de los niños persiste la fimosis a los 3 años de edad. A los 14 años de edad el 99% de los varones puede retraer normalmente su prepucio.
En la infancia la retracción del prepucio está limitada por adherencias balanoprepuciales las cuales se van liberando principalmente por la acumulación de esmegma, el cual puede llegar a formar colecciones visibles que en ocasiones se clasifican erróneamente como "quistes" o "infección" y que para algunos es una indicación para realizar la circuncisión, lo cual es erróneo.
El prepucio protege al glande y el meato uretral de las ulceraciones amoniacales durante la época del pañal, por esta razón es innecesaria y desaconsejaba la circuncisión en el recién nacido. Un argumento a favor de la circuncisión precoz es que el carcinoma de pene es casi desconocido en pacientes circuncidados, mientras que un 40% a 60% de los hombres que lo padecen tienen fimosis, argumento que ha sido rebatido en varios estudios.
Una fimosis fisiológica, de nacimiento no es patológica (no es una enfermedad). Como hemos comentado anteriormente, la mayoría de varones va a resolver su problema con el tiempo, sin necesidad de ningún tratamiento.
Los ejercicios de estiramiento, ejercicios de liberación o también llamados ¨masajes¨ no son recomendados, debido a que una fimosis fisiológica la podemos transformar en una fimosis patológica.
Una fimosis patológica supone una enfermedad del prepucio o una consecuencia de tener el prepucio estrecho. Generlamente cuando existe fimosis patológica se indica cirugía.
Las indicaciones quirúrgicas de fimosis son:
  1. balanopostitis a repetición: inflamación del glande con supuración debido a la imposibilida de higiene del surco balanoprepucial.
  2. quistes de esmegma: formación blanquecina que se observa a través del prepucio sobre el surco balánico, pueden ser únicos o múltiples, generalmente se operan cuando son abundantes
  3. globo miccional: es el llenado de esa cavidad virtual entre el glande y el prepucio que condiciona una fimosis puntiforme, previo a la emisión de orina.
  4. chorro miccional: fino prolongado con esfuerzo al orinar.
  5. infección urinaria a repetición: más de un episódio comprobado en un paciente con fimosis cualquiera sea su edad.
  6. anillo balanoprepucial: es la pérdida de elasticida en forma anular de la piel del prepucio.
  7. parafimosis: es una situación de urgencia médico-quirúrgica que se produce por la imposibilidad de llevar el prepucio hacia delante,luego de que le mismo fuera rebatido, por la existencia de un anillo balanoprepucial
  8. Ruptura de frenillo
Existe una alternativa al tratamiento quirúrgico, que viene siendo utilizada hace algunos años: el tratamiento con corticoides tópicos.
Esta alternativa es efectiva y segura y viene siendo utilizada en diversos centros médicos, pero supone la evaluación previa por el urólogo.
Este tratamiento tiene un elevado grado de recomendación científica, apoyado en metaanálisis, con ensayos clínicos con grupos de control, y se recomienda incluso antes de optar por la opción quirúrgica.
Converse con su urólogo al repecto...!

Como vemos en el dibujo, durante el desarrollo del pene en el útero materno, el prepucio y el glande provienen de un mismo tipo de epitelio, y gradualmente en el esarrollo se van separando.

Recuerde:
La retracción forzosa o suave del prepucio,
NO se debe de hacer en lo absoluto

Transite por nuestro blog y encontrará temas INTERESANTES


Consultas

Sede Jesús María
Av. Brasil 935-B. Jesús María.
Lima.
☎: 332-4009

Sede Surco
Av. Las Nazarenas 695. Oficina 202. Surco.
Lima.
Esquina cuadra 21 de Av. Caminos del Inca.
Previa Cita Estricta.
☎: 783-4200.

Temas de vuestro interés en la barra de la derecha...!
Visite nuestra página principal:
www.urologiaperuana.com
Escríbanos
Gracias por su preferencia
1. Nombre: *
2. Email: *
3. Mensaje:
 
 
Blogger Templates