Hidrocele

Un hidrocele es una acumulación de líquido en la túnica vaginal del escroto o junto al cordón espermático. Estas colecciones de líquido pueden representar conexiones persistentes de desarrollo a lo largo del cordón espermático (véase en el gráfico proceso vaginal) o un desequilibrio de la producción de líquido en comparación con la absorción. En casos raros, similares acumulaciones de líquido se pueden desarrollar a lo largo del conducto de Nuck en las mujeres.

El hidrocele por sí mismo no representa mayor riesgo de consecuencias clínicas. Sin embargo, el aumento de líquido importante o su presentación en la niñez, requiere una evaluación más prudente.

El hidrocele generalmente no causa daño al testículo (s) comprometido (s). Lo que tenemos que descartar siempre son tumores testiculares, los cuales con un buen examen clínico (prueba de transiluminación) y una ecografía, descartamos la mayoría de las veces.

Tipos
Hay dos tipos de hidrocele:
Hidrocele comunicante, en este tipo existe comunicación entre la cavidad abdominal y el espacio de la túnica vaginal. Un hidrocele es causada por el fracaso del proceso vaginal para cerrar completamente durante el desarrollo prenatal (la membrana delgada que se extiende a través del canal inguinal y desciende en el escroto).

Si esta membrana permanece abierta, existe riesgo de formar hernia o hidrocele.


El Proceso vaginal persistente o hidrocele comunicante, se encuentra en el 80-90% de los niños varones en el nacimiento. La mayoría de las veces la escasa cantidad de líquido hace que el hidrocele pase desapercibido. Este índice de frecuencia disminuye constantemente hasta la edad de 2 años, cuando aparece a la meseta en aproximadamente 25-40%.

De hecho, las series de autopsias de hombres han identificado un índice de frecuencia de 20% de proceso vaginal persistente hasta el final de la vida.
Sin embargo, el hidrocele escrotal clínicamente aparente es evidente en sólo 6% de los varones más allá del período neonatal. Ciertas condiciones, como la presentación de nalgas en el parto, el uso de progestina gestacional y bajo peso al nacer, se han asociado con un mayor riesgo de hidrocele.

Hidrocele no comunicante, esta condición podría estar presente en el nacimiento o puede desarrollarse años más tarde, sin ninguna razón obvia. Un hidrocele no comunicante por lo general sigue siendo del mismo tamaño o tiene un crecimiento muy lento.


Presentación clínica
Generalmente el hidrocele se presenta como un aumento de volumen del hemiescroto comprometido (derecho o izquierdo), pudiendo ser bilateral en niños menores de dos años.
La prueba de transiluminación escrotal, consiste en apoyar una linterna de buena intensidad contra el escroto, la luz atravesará el líquido de manera homogénea, aportando en el diagnóstico clínico.

Estemos alerta
Ante la imposibilidad de delimitar claramente las estructuras escrotales o de palpar los testículos, la presencia de dolor, de fiebre o síntomas gastrointestinales (por ejemplo, vómitos, estreñimiento, diarrea), o la aparición de sombras internas en la transiluminación debe plantear la sugerencia de un diagnóstico diferente o alguna patología adicional.
La ecografía escrotal y de preferencia la ecografía doppler color son importantes para el diagnóstico diferencial.
Recuerde que es imperiosa la visita al urólogo ante cualquier masa o tumor escrotal

¿Cuando se opta por la cirugía?
Algunas indicaciones frecuentes para el tratamiento quirúrgico del hidrocele (hidrocelectomía) o para la exploración testicular (cirugía diagnóstica)

  • Incapacidad de distinguirla de una hernia inguinal
  • El fracaso de la hidrocele que se resuelven espontáneamente después de un intervalo apropiado de observación (en niños se espera unos dos años promedio)
  • La incapacidad para examinar claramente los testículos
  • Asociación de hidrocele con otra patología (por ejemplo, la torsión, tumor)
  • Dolor o malestar persistente
  • La infertilidad masculina
  • Hidrocele muy voluminosa (las hay hasta de dos mil centímetros cúbicos)
  • El deseo del paciente

Recuerde que este blog es referencial y es necesaria la visita al Urólogo para el correcto diagnóstico.

Transite por nuestro blog y encontrará temas INTERESANTES