La enfermedad del verano: la cojuntivitis

¿Ojos rojos que pican?
La conjuntivitis es común y se puede transmitir fácilmente. Dependiendo de la causa, a veces se necesita tratamiento médico. Sepa cuáles son los síntomas, cómo ayudar a prevenirla y cuándo buscar tratamiento.

La conjuntivitis es una enfermedad estacional
La conjuntivitis es una de las afecciones del ojo más frecuentes en niños y adultos. Es una inflamación de la conjuntiva, el tejido fino y transparente que cubre el interior del párpado y la parte blanca del ojo. Esta inflamación hace más visibles los vasos sanguíneos, lo que le da al ojo un color rosado o rojizo.
(Imagen tomada de Kids Health)
¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis?
Los signos y síntomas de la conjuntivitis pueden variar dependiendo de la causa, pero por lo general incluyen lo siguiente:
  • Ojo irritado
  • Enrojecimiento o inflamación de la parte blanca del ojo o del interior del párpado.
  • Aumento en la cantidad de lágrimas.
  • Secreción del ojo blanca, amarillenta o verdosa.
  • Picazón en los ojos.
  • Ardor en los ojos.
  • Mayor sensibilidad a la luz.
  • Sensación de tener arena en los ojos.
  • Ojos o pestañas con legañas.


¿Cuál es la causa de la conjuntivitis?
Hay cuatro causas principales de la conjuntivitis:
  1. Virus.
  2. Bacterias.
  3. Alérgenos (como la caspa de las mascotas o los ácaros del polvo).
  4. Sustancias irritantes (como el esmog o el cloro de la piscina) que infectan o irritan el ojo y el revestimiento de la parte interior del párpado.

¿Cómo puedo detener la propagación de la conjuntivitis?
La conjuntivitis viral y bacteriana son muy contagiosas y se propagan fácil y rápidamente entre las personas. Usted puede reducir el riesgo de contraer o propagar la conjuntivitis si toma algunas medidas simples de higiene personal como lavarse las manos y no tocarse los ojos. La conjuntivitis que es causada por alérgenos o sustancias irritantes no es contagiosa, pero es posible que aparezca una infección secundaria provocada por otros virus o bacterias. 

¿Cómo se trata la conjuntivitis?
El tratamiento para la conjuntivitis depende de la causa. Por lo general, la conjuntivitis es leve y se cura por sí sola, aun sin tratamiento. Sin embargo, en algunas ocasiones es importante consultar a un médico oftalmólogo para recibir antibióticos u otro tratamiento.

¿Cuándo acudir al oftalmólogo?
La mayoría de los casos de conjuntivitis son leves y mejoran sin tratamiento. Sin embargo, algunos tipos son más graves y deben ser examinados por un especialista en ojos, el oftalmólogo. También puede que requieran un tratamiento específico y un seguimiento riguroso. Si usted tiene conjuntivitis, debe consultar a un médico médica si presenta lo siguiente:

  • Dolor en el ojo entre moderado y fuerte.
  • Visión borrosa o aumento de la sensibilidad a la luz.
  • Ojo demasiado rojo.
  • Un sistema inmunitario debilitado, por ejemplo, a causa del VIH o un tratamiento contra el cáncer.
  • Conjuntivitis bacteriana que no mejora después de 24 horas de comenzar a usar antibióticos.
  • Síntomas que empeoran o no mejoran.
  • Afecciones prexistentes en los ojos que puedan ponerlo en riesgo de presentar complicaciones o una infección grave.


Prevención de la conjuntivitis en los niños
Para prevenir la conjuntivitis causada por infecciones, enseñe a los niños a lavarse las manos con frecuencia con agua tibia y jabón. Además, no deben compartir las gotas para los ojos, los pañuelos de papel, el maquillaje para los ojos, las toallitas para asearse, las toallas o las fundas de almohadas con otras personas.

Lávese bien las manos después de tocar los ojos de un niño infectado y deseche cualquier elemento, como gasas o bolitas de algodón después de utilizarlas. Lave con agua caliente las toallas y la ropa de cama que el niño haya utilizado por separado del resto de la ropa de la familia, para evitar la contaminación.

Si está en conocimiento de que su hijo es propenso a la conjuntivitis alérgica, mantenga cerradas las ventanas y las puertas los días en que hay mucha cantidad de polen, y quite el polvo y pase la aspiradora con frecuencia para reducir los factores desencadenantes de alergia en la casa. La conjuntivitis irritativa solo puede prevenirse evitando las causas de la irritación.

Muchos casos de conjuntivitis en recién nacidos pueden prevenirse mediante el examen y el tratamiento de las ETS / ITS en las embarazadas. Una embarazada puede tener bacterias en el canal de parto incluso sin presentar síntomas, motivo por el cual son tan importantes los exámenes prenatales.



Dr. Luis Susaníbar Napurí
Especialista en Urología y Medicina Sexual
Contactos:
http://urologiaperuana.blogspot.com/      
Consultas: 511 3324009  /  Móvil:  511 978481870
Av. Brasil 935. J. María. Av. Nazarenas 695. Surco
www.urologiperuana.com

Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata