Los antibióticos en el resfriado

¿Sabía usted que...?
La resistencia a los antibióticos es una de las amenazas de salud pública más apremiantes en el mundo?
Los antibióticos son sustancias químicas sintéticas utilizadas para combatir ls infecciones bacterianas, y NO sirven para tratar infecciones virales como la gripe, el dolor de oído o el de garganta. Muchas veces los pacientes cometen el error de consumir "antibióticos" para tratar estas enfermedades, sepa un poco más al respecto en este artículo.
El peligro de la resistencia a las medicinas
Los antibióticos son la herramienta más poderosa que tenemos para combatir las enfermedades , en algunos casos mortales, de origen bacteriano, pero su uso puede tener efectos secundarios.
El uso en exceso de los antibióticos aumenta la aparición de bacterias resistentes a esos medicamentos, y muchas veces por desconocimiento, los pacientes los consumen pensando que les harán bien.
El uso generalizado inapropiado y en exceso de los antibióticos sigue favoreciendo el aumento de bacterias resistentes a esos medicamentos.
La resistencia a los antibióticos también es una carga económica para todo el sistema de atención médica. El tratamiento de las infecciones resistentes a los antibióticos cuesta más y puede prolongar la necesidad de atención médica.

¿Cuál es el problema de tomar antibióticos?
El CDC, principal organismo de control de enfermedades en Estados Unidos, ha lanzado hace varios años una campaña contra el uso indiscriminado de antibióticos, haciendo algunas sugerencias, las cuales consideramos a continuación.

  1. Las bacterias resistentes a los antibióticos se han convertido en un acontecimiento diario y en un problema en los hospitales de toda Europa .
  2. El uso incorrecto de los antibióticos puede hacer que los pacientes sean colonizados o infectados por bacterias resistentes, como Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), enterococos resistentes a la vancomicina (ERV) y bacilos gramnegativos muy resistentes.
  3. El uso incorrecto de los antibióticos se asocia a una mayor incidencia de infecciones por Clostridium difficile.
  4. La aparición, propagación y selección de bacterias resistentes a los antibióticos es una amenaza para la seguridad del paciente hospitalizado porque:
  5. Las infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos incrementan la morbimortalidad de los pacientes y prolongan la estancia en el hospital.
  6. La resistencia a los antibióticos retrasa con frecuencia el tratamiento antibiótico adecuado.
  7. El tratamiento antibiótico inadecuado o tardío en pacientes con infecciones graves se asocia con resultados peores y a veces con la muerte.
  8. En este momento hay pocos antibióticos nuevos en fase de desarrollo, y si la resistencia sigue creciendo, dejará de haber antibióticos eficaces.
¿Cómo contribuye a este problema el uso de antibióticos?
Los pacientes tienen muchas probabilidades de recibir antibióticos durante su estancia en el hospital, y el 50 % de todos los utilizados en los hospitales pueden ser inadecuados.
El uso incorrecto de los antibióticos en los hospitales es uno de los principales factores que favorecen el desarrollo de resistencia.
El uso incorrecto de los antibióticos puede incluir cualquiera de las siguientes situaciones:
  • Cuando los antibióticos se prescriben innecesariamente
  • Cuando se retrasa la administración de antibióticos en pacientes en estado crítico
  • Cuando se utilizan antibióticos de amplio espectro con demasiada generosidad, o cuando se utilizan incorrectamente antibióticos de espectro reducido
  • Cuando la dosis del antibiótico es inferior o superior a la adecuada para el paciente concreto
  • Cuando la duración del tratamiento antibiótico es demasiado corta o demasiado prolongada
  • Cuando el tratamiento antibiótico no se ha ajustado según los datos del cultivo microbiológico

Ejemplos de mal uso de antibióticos
Resfriados 
Los resfriados y muchas otras infecciones de las vías respiratorias superiores, al igual que algunas infecciones de oído, son causadas por virus, no por bacterias. Si se usan los antibióticos con mucha frecuencia para tratar afecciones que no pueden curar (como resfriados u otras infecciones virales), pueden dejar de ser eficaces contra las bacterias, que es cuando usted o su hijo realmente los necesita. Desde hace años, la resistencia a los antibióticos (cuando ya no pueden curar las infecciones bacterianas) ha sido motivo de preocupación y se considera una de las amenazas de salud pública más críticas a nivel mundial.

Infecciones urinarias
Existen pacientes con infecciones urinarias crónicas que requieren uso de antibióticos, sin embargo el tiempo en el cual se prescribe es el principal problema, muchas veces se dan por meses, cuado lo ideal es que se usen por períodos cortos de tiempo y que se camben frecuentemente. Un caso a considerar es el de las bacteriurias asintomáticas del adulto mayor, en las cuales pese a existir infección urinaria, no se recomienda el uso de antibióticos de manera rutinaria.

Prostatitis
La prostatitis es la inflamación de la próstata, y en algunas ocasiones el tratameinto implica el uso de antibióticos; en algunas ocasiones y por tiempo determinado. Es muy común ver pacientes que toman antibióticos por largo tiempo, sin lograr mejoría significativa. Es más recomendable realizar un examen clínico y una analítica detallada para lograr determinar que tipo de proatatitis tiene el paciente, si es que es el diagnóstico correcto.

Cuando tomar antibióticos?
Tomar antibióticos cuando usted o su hijo tiene un virus puede causar más daños que beneficios. De hecho, los antibióticos son la causa más común de la llegada de niños a los departamentos de emergencias debido a los efectos adversos. Las mejores opciones de tratamiento para usted o su hijo en casos de resfriados pueden ser descansar, tomar líquidos y tratarse con medicamentos que se venden sin receta médica.

Antibióticos y resfrío
Si toma "antibióticos" para tratar infecciones virales, como el resfriado, la mayoría de los dolores de garganta, la bronquitis aguda y muchos tipos de sinusitis e infecciones de oído, sepa Usted que:
  • No curarán la infección,
  • No evitarán que usted contagie a otras personas,
  • No ayudarán a que usted o su hijo se sienta mejor y
  • Pueden ocasionar efectos secundarios dañinos e innecesarios.


Lo que NO se debe hacer
  • No exija que le receten antibióticos cuando el médico dice que no son necesarios.
  • No tome antibióticos para las infecciones virales como los resfriados o la mayoría de los dolores de garganta.
  • No se automedique
  • No vaya a la farmacia a pedir medicinas
  • No tome un antibiótico que le hayan recetado a otra persona. Ese antibiótico puede no ser el adecuado para tratar su enfermedad o la de su hijo. Tomar el medicamento equivocado puede demorar el inicio del tratamiento correcto y facilitar la multiplicación de las bacterias.

Si su médico le prescribe un antibiótico para una infección bacteriana, le recomendamos:

  1. No se salte dosis.
  2. No guarde ningún antibiótico para la próxima vez que usted o su hijo se enferme.
  3. El hecho de que su médico no le recete antibióticos, no significa que usted no esté enfermo
Lo que SI debe hacer ante un resfrío
  • Aumente el consumo de líquidos.
  • Descanse mucho.
  • Use un humidificador de vapor frío o una solución salina nasal en aerosol para aliviar la congestión nasal.
  • Alivie el dolor de garganta con trocitos de hielo, aerosol para garganta irritada o pastillas para la garganta (no les dé estas pastillas a los niños pequeños).
  • Acuda a su médico de confianza, La mayoría de infecciones virales son tratadas adecuadamente por un médico colegiado, independientemente de si este es o no especialista en enfermedades respiratorias, si bien lo recomendable es ubicar un neumólogo o neumólogo pediatra sólo en casos severos.
Recuerde que el uso incorrecto de antibióticos creará bacterias más resitentes y difíciles de tratar en una enfermedad futura


Publicamos todos los días...!

Cirugía láser de próstata